7 Trucos para la pérdida de peso llevando una alimentación en familia

En este artículo vamos a ver los 7 trucos para perder peso llevando una alimentación en familia
Escrito por: Toni Pueyo
Tiempo de lectura:
8 minutos

Una de las tareas más difíciles a la hora de realizar un protocolo alimentario puede ser cambiar la situación que cada uno tiene en casa. Realizar una alimentación en familia puede implicar tener que realizar múltiples platos diferentes o tener que resistir a la tentación de comer cosas que están fuera de tu alimentación marcada por el profesional y que tu familia si quiere comer. 

Lo primero que has de comprender es que un adulto y un niño no tiene por qué comer diferente. Si diferente cantidad, ya que eso va en función de las necesidades individuales, pero no necesariamente diferentes alimentos, con lo que si estás realizando un plan dietético para mejorar tu salud, puede ser buena idea que tus hijos o pareja también lo realicen, adaptando las cantidades y ciertos alimentos de manera individual. 

A no ser que el plan dietético sea para alguna patología en concreto o sea un estilo de alimentación específico para algo muy concreto, toda la familia puede comer similar.

7 trucos alimentación en familia

Vamos a ver ahora los trucos para llevar a cabo la pérdida de peso llevando una alimentación en familia. 

Truco número 1: cocinar lo mismo para todos 

¿Parece obvio verdad? Pues sucede muy a menudo que quien cocina en casa acaba haciendo 4 o 5 menús diferentes y esto es insostenible a largo plazo. De ahí la importancia de tener una buena educación dietética en el hogar. 

Puedes explicar a tus hijos/pareja, etc., él porque de seguir una alimentación en familia saludable y brindarles la oportunidad de aprender a hacer un bien hacia su vida y su organismo, disfrutando en familia de una alimentación que os otorgará salud y bienestar. 

Tener la información puede ayudar a facilitar el proceso de aceptar esta nueva manera de comer.  

Y en caso de que alguien no quiera seguir el menú establecido siempre puede hacer su comida por si mismo 😉 

Seguramente pensarás que la teoría es muy fácil y a la práctica no tanto, que hacer lo mismo para todos puede traer problemas y discusiones… No te preocupes, ¡vamos a ver las soluciones en los siguientes trucos!

Truco número 2: pequeñas adaptaciones 

Imagínate que en tu menú tienes para comer ensalada y pechuga de pollo a la plancha con aguacate, pero a tus hijos no les gusta la ensalada ni el aguacate. Y siempre te piden macarrones o arroz con tomate. 

Primero hay que tener en cuenta que la salud futura depende de los hábitos que se tengan en la juventud, con lo que alimentar a los niños a base de pasta con tomate o arroz con tomate no es una buena idea. Comer saludable les brindará la energía y salud que necesitan para afrontar sus retos escolares en una condición óptima y les asegurará una mejor salud en la edad adulta. 

En el caso del ejemplo, una opción podría ser hacer la ensalada con arroz y/o fruta para los hijos. Una ensalada de arroz, y el pollo aparte. 

Es una manera de no tener que cocinar cosas muy diferentes para todos y así hacer más sencilla la alimentación en familia. Haces la ensalada para todos y su parte la complementas con arroz y/o fruta, que hará que les guste más seguramente por el aporte dulce del carbohidrato. 

Por otro lado, el pollo si no les gusta el aguacate, no hay problema, no se les pone. Un solo cambio para un menú. 

Lo que no tendría sentido es hacer 4 ensaladas diferentes para cada persona y a uno ponerle macarrones con tomate, al otro ensalada con arroz, al otro ensalada sola y al otro ensalada sin el tomate que no le gusta y con otra cosa. Hay que simplificar los esfuerzos y a la vez educamos a los pequeños a llevar una alimentación en familia saludable y a valorar la comida.  

Con la cena pasa lo mismo. Si en el menú tienes puré de calabacín, pescado blanco y tortilla de verdura, y algún ingrediente de los que hay, es totalmente imposible que lo coman, haces un solo cambio. Evitar hacer todo un menú diferente. 

Alimentación en familia Fit and Friends

Truco número 3: que todos colaboren, hacerles partícipes

Si los que exigen sus menús diferentes han de colaborar para hacerlo pueden pasar dos cosas: 

  • La primera es que acaben comiendo lo que hay porque no tienen ganas de aprender a cocinar y prefieran comer algo que no les gusta a esforzarse a preparar lo que sí les gusta. 
  • La segunda que ellos mismos cocinen su comida con lo que te quitas ese estrés añadido de encima de hacer cosas diferentes.  

Darle a los hijos el poder de decidir también sobre la alimentación en familia les hará sentir importantes y probablemente valoren más el trabajo de quien cocina si ellos prueban de hacerlo, ya que verán que no es tan fácil ni agradable como puede parecer en muchas ocasiones. 

Truco número 4: Pedir a tu familia que haga el protocolo contigo

Si te cuesta mucho no comer cosas que no tienes en tu protocolo de perdida de peso y al haber pequeños detalles como que otros coman pan y tu no, o algún postre. Pide des del corazón a tu familia que te ayude para lograr tu objetivo haciendo el protocolo de alimentación en familia.

Aquí regresaríamos al truco número 1, que todos hagan lo mismo. Esto puede ser difícil, ya que a veces el primer impedimento que nos encontramos a la hora de hacer una alimentación saludable es la propia familia. 

Malas caras, críticas, boicot… Piensa que cuando una pieza “del rebaño” empieza a actuar de manera diferente al resto y a como lo ha hecho hasta ahora, esto crea miedo y desconcierto al resto “del rebaño”, haciendo que, a veces, este tome una actitud de agresividad hacia esta nueva situación. 

Cuando estamos hablando de personas adultas, esto no es contra ti, es contra ellos mismos. Estarás actuando de espejo y reflejo de algo que quizás ellos no son capaces de hacer y esto provoca ira y rechazo. En este caso algo que puede ayudar es pedir al profesional que te ha confeccionado el plan que haga una “sesión formativa” en familia, para que tu pareja, madre, padre, hermano, etc. comprendan y entiendan el porque de este cambio y lo apoyen y ayuden. 

Te sorprenderías de lo eficaz que es esta opción y es algo que casi nunca se suele hacer. Por experiencia con mis clientes te diré que funciona 😉 A veces la gente solo necesita que le expliquen las cosas con detalle para ayudarles a abrir los ojos. 

A parte de esto, sincérate con ellos, cuéntales por qué lo estás haciendo, qué quieres mejorar y por qué. Si les abres tu corazón, será más sencillo que ellos te apoyen haciendo juntos una alimentación en familia saludable. 

Truco número 5: Evita los productos procesados

Si, evita comprar esos productos tan adictivos y que se le suelen dar a los niños o los adultos nos solemos permitir como “capricho”, tales como helados, galletas, bollos, chocolate con leche, natillas, flanes, etc. 

Este tipo de productos solo dañan tu salud, empeoran tus pensamientos y hacen decrecer tu rendimiento físico, laboral y académico. Con lo que no te estás haciendo un favor ni a ti ni a tu familia.

Evitando comprarlos te resultará mucho más fácil cumplir con el protocolo de alimentación en familia. 

Truco número 6: Batch cooking

Cuando tienes que trabajar, llevar los niños al cole, ir a clase de Pilates, estudiar para las oposiciones y hacer la compra, te queda poco tiempo para dedicar a la cocina, y es uno de los problemas que hace que sea difícil llevar un protocolo de alimentación en familia. 

El Batch cooking puede ayudarte. Seleccionar un día para cocinar una gran cantidad de comida y así evitar tirar de cosas rápidas puede ser la solución. 

Puedes cocinar bastantes verduras para 2-4 días, patatas, huevos duros, etc. Otra opción es hacer tuppers y congelarlos. Es más sencillo cocinar para varios días que cocinar cada día para la comida de ese momento. 

Si, ya sé que la comida recién hecha está más buena que congelada, pero si quieres obtener resultados diferentes a lo que has conseguido hasta ahora, tendrás que hacer acciones diferentes. Y si no tienes tiempo para cocinar entre semana, esta puede ser una gran solución. 

Truco número 7: En lo sencillo está la clave

No te pierdas en platos superelaborados si no tienes tiempo. Se eficiente, sencillo, básico. A veces lo sencillo es lo más efectivo. Si haces cosas muy complicadas, probablemente te cueste llevarlas a cabo y acabes desistiendo. 

No pasa nada si durante una semana repites mucho un plato, es preferible que cambies de plato cada semana y que comas sano, que no que cambies cada día y comas cosas indebidas. 

Cocina a la plancha, hervido, vapor, es rápido, sencillo y no requiere de grandes preparaciones. Puedes usar especies y sal sin refinar para darle sabor. Apóyate de ingredientes sabrosos como la fruta, el aguacate o los frutos secos para añadir a preparaciones. Verás que así te será más sencillo cumplir con el plan. 

7 trucos alimentación en familia Fitandfriends

Conclusión 

Sea cual sea el plan alimentario que tienes para la perdida de peso, has de pensar que la alimentación saludable es un proceso que te acompañará de por vida si quieres tener resultados a largo plazo sostenibles. Con lo que educar a tu familia a comer saludable es la mejor opción para tener éxito. 

Si estás constantemente luchando contra ellos sin solucionarlo es mucho más difícil que logres tu objetivo. 

Con lo que ponte manos a la obra, apóyate de profesionales y verás que puedes lograr lo que quieras. Hay muchas familias que tienen hábitos saludables y no siempre los habían tenido. Cambiar es posible y tú puedes hacerlo. 

Si tienes dudas sobre como afrontar una situación familiar en la que te sea difícil llevar a cabo estos trucos, no dudes en contactar con nosotros, estaremos dispuestos a ayudarte 🙂 Des de Fit and Friends queremos aportar nuestro granito de arena para mejorar la salud de las personas y tú eres lo más importante. 

Imagen |

 canva.com

Otros artículos de Fit and Friends

2 Comentarios

  1. Xavi

    Gracias Toni por tus trucos. Tienen mucho sentido común y intentaré aplicarlo para mi tribu

    Responder
    • Toni Pueyo

      Muchas gracias Xavi por tu comentario, esperamos que los trucos te hayan sido útiles y que nos puedas contar tu experiencia próximamente 🙂

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete al Newsletter de Fit and Friends

Suscríbete al Newsletter de Fit and Friends

Apúntate al newsletter de Fit and Friends y recibe todas las novedades en tu correo.

¡Te has suscrito correctamente!

Shares
Share This