Cinco consejos para mejorar tu salud en el confinamiento

El confinamiento por causa de la pandemia es una oportunidad para cuidar de tu salud y ponerte en forma. Aquí tienes cinco consejos para mejorar tu salud en el confinamiento e, incluso, mejorarla.
Escrito por: Toni Pueyo
Tiempo de lectura:
12 minutos

Estamos ante una situación en la que nunca nos hemos  visto antes. Esto nos crea un desajuste en nuestros hábitos de vida y nuestra zona de confort. En este artículo te voy a dar cinco consejos para mejorar tu salud en el confinamiento.

Aprovecha el confinamiento por el coronavirus para cuidar de tu salud e, incluso, mejorarla, con estos 5 consejos para mejorar tu salud en el confinamiento
Cinco consejos para mantener tu salud en el confinamiento e, incluso, mejorarla

Esto es nuevo para nosotros. En pocos días hemos pasado de lo habitual y conocido a lo imprevisto, a no saber cómo serán nuestras vidas a partir de ahora. El día a día como lo conocíamos va a cambiar durante los próximos meses y no sabemos si volveremos a la “normalidad” o habrá cambios, laborales y personales, profundos. Podemos no hacer nada o hacer cambios profundos que nos permitan adaptarnos a la nueva situación. Te voy a dar Cinco consejos para mejorar tu salud en el confinamiento.

En una primera fase puede producir miedo, angustia, ansiedad y negación, pero poco a poco llegará la aceptación y con ella la evolución. Tenemos que adaptarnos a esta nueva situación y lidiar con ella de la mejor manera posible. Lo más importante para estos momentos es mantener la calma, la coherencia y la salud. Y seguir estos cinco consejos para mantener tu salud en el confinamiento e, incluso, mejorarla

¿Cómo podemos hacerlo?

Vamos a definir una estrategia mediante la cual buscaremos mantener la salud e incluso optimizarla aprovechando que tenemos más tiempo para dedicarnos a nosotros mismos. 

1-Primer tip, y casi lo más importante: ¡Muévete! 

Como animales que somos, estamos hechos para movernos, la función principal de nuestro cerebro es generar movimiento, como ellos, debemos movernos. Nos hemos acostumbrado a ir de la cama al coche y de este a la oficina y de nuevo al sofá y a la cama. Con suerte, haremos una visita al gimnasio donde nos moveremos durante una hora a alta intensidad buscando compensar las otras 23 h de inactividad.

¿De verdad crees que moviéndote un 4% del día, y no todos los días habitualmente, vas a mantener la salud? Es importante que cambiemos esta dinámica. Con que hacer actividades intensas de 2 a 5 veces a la semana, en función del caso, es suficiente, siempre y cuando nos movamos más. El MOVIMIENTO es la clave.

Moverte te aporta muchos más beneficios a tu salud de lo que puedas llegar a imaginarte, y justo  en la situación en la que nos encontramos se vuelve todavía más importante. Lo que hago yo, por ejemplo, es caminar mínimo una hora seguida al día por la mañana antes de desayunar. 

No importa cuándo lo hagas, lo importante es hacerlo. A mí particularmente me gusta hacerlo a primera hora porque así me siento más activo durante el resto del día y con mayor creatividad. Empieza haciendo pequeños bloques de 10’ divididos a lo largo del día, incluso podría ser más eficiente hacerlo así, como pequeños aperitivos de movimiento antes de cada comida. Encuentra tu manera, sea cual sea estará bien 🙂 

Y hasta aquí el primero de los cinco consejos para mantener tu salud en el confinamiento e, incluso, mejorarla

¿Cómo lo hago?

A parte del tiempo que dedico a caminar al día, entreno fuerza 4-5 días a la semana. Normalmente hago 3 días, pero ahora al tener menos material en casa, hago más volumen de entrenamiento, ya que la intensidad que puedo aplicar es más baja. Por eso hago 4-5 días, dividiendo un poco más el cuerpo. En función del material que tengas y la intensidad que puedas aplicar deberás añadir más o menos volumen de entrenamiento.

2- Segundo tip:  mantén o optimiza tus hábitos alimentarios

Muchas veces oímos (si no lo decimos nosotros mismos) que alguien no come bien porque no tiene tiempo o porque ha de comer fuera, etc. Ahora que muchos de nosotros no podemos hacerlo, es momento de demostrar que eran esos los factores que te impedían alimentarte adecuadamente. Aunque los estantes vacíos de harinas y chocolates, y los de frutas y verduras no, revela que la falta de tiempo no es la culpable ;). Aquí va el segundo de mis cinco consejos para mantener tu salud en el confinamiento e, incluso, mejorarla.

Dedica tiempo a cocinar, a hacer recetas saludables y sabrosas que te hagan seguir comiendo bien y mantener el hábito al salir del confinamiento. 

En mi día a día, antes del confinamiento, siempre me he preparado los tuppers para llevar al trabajo/estudios, etc. Solo 2 o 3 veces en 14 años he ido a comer fuera por falta de tiempo de prepararlo. Dos o tres días en 14 años, y oye vivo en Barcelona, trabajo más de 8 h la muchos días y sigo estudiando. Te aseguro que más de un día cuando llego a casa lo último que me apetece es preparar las cosas para el día siguiente. Pero cuento con algo muy poderoso: hábitos, una vez adquiridos, lo haces y punto. Para adquirir hábitos has de invertir esfuerzo y tiempo. Es la única manera, no existen trucos mágicos, solo tu perseverancia. 

¿Cómo lo hago?

Los domingos por la tarde suelo preparar 3-4 tuppers que acabo de ir complementando durante la semana para acabar teniendo para los 5 días. Y si un domingo por la tarde no estoy en casa, lo preparo cuando llego, o el lunes por la mañana antes de salir. Pero siempre lo hago, no lo cuestiono, simplemente lo hago, y la manera para conseguir esto es crear un hábito. En otro artículo hablaremos de los hábitos y cómo pueden ayudarte. 

Aprovecha el confinamiento para experimentar, antes de volver a tu rutina. Es el momento de darte cuenta de que no necesitabas el menú poco saludable del bar, y que está en tu mano cambiar esto. 

Otro tema a tener en cuenta desde el punto de vista  alimentario es adaptar la ingesta calórica a la actividad física actual. Es probable que si tenías un trabajo activo estés gastando muchas menos calorías diarias, y por lo tanto deberías consumir menos. Es un buen momento para optimizar la calidad de tu alimentación en primera instancia, primero asegúrate de  que lo que comas sea de gran calidad. Una vez te asegures de esto, piensa en las calorías ingeridas, asegúrate de que no estés comiendo más de lo que gastas, no es momento para ganar peso sino para ganar salud. 

3- Tercer tip: Lee, fórmate, aprende

Es un momento espectacular para crecer, la red está llena de información, cursos, posts de gran calidad, etc. Aprender es básico, hay que reinventarse constantemente y más hoy en día, según cual sea tu oficio, va cobrando más importancia. Estamos en medio de un cambio en el que casi todos los trabajos industriales van a ser sustituidos por máquinas. El talento es lo que marcará la diferencia, y el conocimiento forma parte del este. 

Sentarse en el sofá, ver una serie o película y olvidarse de lo que está pasando no es el camino para una vida plena. Limita las horas de pantalla, está bien que quieras mirar una serie o una película, pero difícilmente eso te hará crecer. Sé que es complicado llenar el vacío de tiempo que ha dejado el trabajo si estás en casa. Si no sabes qué hacer, es que probablemente te encontrabas en un bucle formado por casa, trabajo y bar. Sin saber muy bien el porqué. Sin tener unos objetivos claros a medio o largo plazo y totalmente absorbido por la rutina.

¿Cómo puedes hacerlo?

Es tu momento, el tercero de mis cinco consejos para mantener tu salud en el confinamiento e, incluso, mejorarla. Estás ante una de las mejores oportunidades de tu vida para salir del bucle. Es difícil salir de esta «rueda de rata» cuando no para de girar, pero ahora mismo está parada.

Define una estrategia, planifica tus metas, ¿cómo quieres verte en 10 años? Es el momento de dar un volantazo y tomar las riendas de tu vida. Es el momento de aprender eso que siempre has querido y nunca “has tenido tiempo”. O aquello que te llamaba la atención “pero no te podías ganar la vida con ello”. Quizás el momento de lanzar tu pequeño o gran proyecto personal, que hasta ahora no has podido por incompatibilidad horaria con tu trabajo… 

¿Qué tienes que perder? Vamos hacia un mundo laboral en el que el talento, la actitud, los conocimientos y la marca personal prevalecen sobre los títulos. Es momento de aprender sobre desarrollo personal, marketing, redes sociales, páginas web, hábitos saludables… Céntrate en eso, será un tiempo bien invertido, te lo aseguro ?

4- Cuarto Tip: Mantén un buen horario 

Es tentador dejarse llevar y ver la televisión, jugar a la videoconsola o entretenerse con el móvil hasta altas horas, levantarse tarde, paliar la ansiedad con la comida.

Te recuerdo que como animales que somos, necesitamos una lógica en nuestros ritmos: estar activos con la luz solar e inactivos con la oscuridad. Hay personas que rinden más con la caída del sol. Su horario natural les lleva a ir a dormir más tarde de las 11 y levantarse sobre las 9 . Debemos evitar acostarnos a las 3 o 4 h de la mañana y levantarnos a las 12 o 13 h. Porque entramos en un bucle en el que los días son muy cortos y las 4-6 h últimas horas del día apenas hacemos nada “productivo”.

Por la noche, en muchos casos, no hacemos nada beneficioso, como ver el televisor, entretenernos con el móvil o picar más de la cuenta. En general, tomamos peores decisiones. 

¿Qué hago durante este confinamiento? 

Particularmente me pongo como límite las 23 h para ir a la cama y una vez allí, leo hasta que me entra el sueño. Estos días me levanto de 8 a 9 h, así me aseguro de que duermo lo suficiente y no altero los ritmos naturales del organismo.

Debo decir que durante todo el año también me pongo como límite las 23 h. Así que ya venía con el hábito adquirido (otra vez los hábitos han jugado a mi favor) y me ha sido sencillo mantenerlo. Lo que si me levanto un poco más tarde que durante el año (30-40’), y eso también lo agradezco en cuanto al descanso se refiere. 

Piensa que tendrás mayor capacidad de aprovechar el tiempo si vas acorde con las horas de sol. Podrás desarrollarte como persona durante este confinamiento y además la vuelta a la vida normal se te hará menos dura.

5- Quinto y último tip: mindfulness

El último de mis cinco consejos para mantener tu salud en el confinamiento e, incluso, mejorarla, consiste en una invitación. Te propongo que entres en el mundo de la meditación, este es el momento.

Probablemente te habrás preguntado por qué es tan difícil meditar, si es tan beneficioso. Nuestra mente quiere acción. Nuestro cerebro está hecho para la acción. Pero ojo, no llevamos vidas como las de nuestros antepasados, no tenemos que llevar un ojo en la nuca para evitar que nos cacen.

Estamos sentados en sillas y no nos persigue nadie. Y solemos estar constantemente en bucle, pensando cosas, mirando el móvil, el ordenador. Que si ahora llamo a no sé quién, escribo un watts a tal, mando un correo a… compruebo si me han contestado, etc. Y en muchos casos se vuelve  una adicción. 

El simple hecho de PARAR, ver la meditación como una herramienta de autoconocimiento y algo que te obliga a hacer una pausa, tomar consciencia corporal, sentirte, respirar y estar tranquilo, te va a aportar muchos más beneficios de los que te imaginas. 

Muchas veces no empezamos a meditar porque nos ponemos impedimentos. Que si no hacemos mínimo media hora, en la posición correcta, en la sala perfecta, con la luz concreta y un ambiente adecuado, no sirve. Pero no es así. Igual que comentaba con el tema del movimiento, lo importante es hacerlo. No te plantees tantas variables, hazlo, sin más. 

¿Cómo lo hago?

Yo cogí el hábito de meditar diariamente hará unos dos años, y desde entonces no me he saltado ni un solo día. Ni navidad, ni mi cumpleaños, ni si he estado enfermo, ni uno. 

Ya había intentado meditar muchas veces, pero claro, el momento ideal, en el sitio ideal, con las circunstancias ideales complicaban hacerlo. Con lo que lo hacía de manera esporádica, 1 día sí, 20 días no, con suerte… ¿qué hice? de nuevo puse el poder de los hábitos a mi favor.

Me pregunté: ¿cuánto tiempo me puedo comprometer diariamente a meditar sin que me suponga un factor de estrés más a los habituales? 6 minutos, 5 minutos no que me parecía poco, así que 6’ dije. Y dicho y hecho. Cada día de mi vida desde hace 2 años, estoy mínimo 6’ en silencio quieto, ojos cerrados, sin hacer nada, respirando, sintiendo como estoy…

Pensarás que 6’ no sirven de nada, bueno, 0’ sirven de menos. Tengo el hábito de hacerlo y eso me lleva a que muchos días hago 15’, algunos 30’ e incluso algún día, la hora completa. Ahora bien, si me pusiera hacer 30’ cada día, mi mente se encargaría de encontrar mil excusas para no “hacer nada”. Con lo que para mí, 6’ es la cifra perfecta para no rechazar el hábito. Encuentra tu cifra. 

Es el momento de descubrir los beneficios del mindfulness

Te aseguro que noto los beneficios y muchos días tengo muchas ganas de este rato de silencio y lo disfruto. Otros días me cuesta más, pero… ¿que son 6’? fácil. Y como comentaba, no me centro tanto en el entorno: el suelo, el sofá, la cama, el balcón, con o sin música…da igual cómo y cuándo. Lo importante es hacerlo. 

Espero haberte animado a hacer lo que está en tu mano para vivir de manera plena. Todos tenemos un gran potencial, solo hay que darle espacio 🙂  Si te ha gustado este artículo y quieres profundizar más en el tema de los hábitos, te invito a que leas este artículo. Profundizo en estrategias para incorporar nuevos hábitos en tu vida y mantenerlos a lo largo del tiempo

Empieza a cuidarte ahora? únete a Fit and Friends

Imagen |

 Unsplash

Otros artículos de Fit and Friends

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete al Newsletter de Fit and Friends

Suscríbete al Newsletter de Fit and Friends

Apúntate al newsletter de Fit and Friends y recibe todas las novedades en tu correo.

¡Te has suscrito correctamente!

Shares
Share This