El sol: mitos y verdades – Parte 2

En esta segunda parte de mitos y verdades sobre el sol, vamos a ver los diferentes beneficios que nos trae la exposición solar. 
Escrito por: Toni Pueyo
Tiempo de lectura:
12 minutos

En esta segunda parte de mitos y verdades sobre el sol, vamos a ver los diferentes beneficios que nos trae la exposición solar. 

Beneficios de la exposición solar 

Regulación de los ritmos circadianos 

La exposición solar, sobre todo a primeras y últimas horas del día, nos ayuda a mantener unos ritmos circadianos saludables. 

Los ritmos circadianos son una serie de regulaciones que hace nuestro organismo a nivel físico, mental y conductual para adaptarse al momento del día. Son fluctuaciones que tienen un ciclo de 24h y están relacionadas con el correcto descanso nocturno y la energía diurna. 

Nuestro organismo se sincroniza con el reloj de la naturaleza, con la salida y la puesta del sol. 

Sol y ritmos circadianos Fit and Friends

Si tenemos unos ritmos circadianos bien cuidados tendremos bien reguladas funciones y características como: 

  • Hambre real
  • Estado de vigilia
  • Temperatura corporal
  • Regulación hormonal (cortisol, melatonina, hormonas sexuales, etc.). 
  • Rendimiento físico e intelectual
  • Presión sanguínea 
  • Reflejos o capacidad de reacción 
  • Etc.

Para gozar de buena salud es fundamental que tengamos unos ritmos circadianos bien regulados. Y la exposición solar es imprescindible para ello. Si vivimos 100% en interiores, expuestos siempre a luces artificiales, vamos a destrozar nuestros ritmos circadianos y sufriremos problemas tanto físicos como psicológicos. 

Por lo que exponerse al sol a cualquier hora del día es buena idea, y sin cremas ni gafas de sol y no a través de una ventana, sino al aire libre. Esto nos ayudará a regular los ritmos circadianos y gozar de buena salud. 

Las mejores horas son el amanecer y el atardecer, ya que informan a nuestro organismo de que el día empieza o acaba, pero cualquier hora del día es buena, ya que, la cantidad de luz emitida por el sol según la hora, contiene la información que necesitamos para regular estos ritmos. 

Optimiza la liberación de melatonina 

La melatonina es la hormona clave para tener bien regulado el sueño nocturno. 

Los niveles de esta hormona aumentan a medida que se acerca la hora de dormir y disminuyen durante el día. 

Que tengamos una producción de melatonina óptima depende de que tengamos los ritmos circadianos regulados, que no estemos expuestos muchas horas a luces artificiales (destruyen la producción de melatonina) y que nos expongamos al sol con regularidad. 

Las luces artificiales tienen el problema que presentan un espectro de luz demasiado predominante a luz azul (la más presente al medio día) y casi nada de luz roja. La luz natural del sol está mucho más equilibrada. 

Esto confunde nuestras células, las cuales creen que viven constantemente en la parte central del día, y además de manera exagerada. Por lo que destruye los ritmos circadianos, y esto inhibe la producción de melatonina. 

Articulo sol 2 2

Una estrategia para mejorar la liberación de melatonina es cambiar las luces de casa por leds RGB y así poder poner luz roja en las últimas horas del día. Esto ayudará a compensar la falta de luz roja que tienen los leds blancos normales. 

Aunque la mejor opción siempre será tratar de estar lo máximo posible al aire libre expuestos a la luz natural, el tipo de vida y trabajos que tenemos hoy en día a veces no nos lo permiten.

Exponerte a la luz del sol a cualquier hora del día puede ayudar a compensar las luces artificiales, y él utilizar luz roja o gafas bloqueadoras de la luz azul también.  

La melatonina aparte es un poderoso antioxidante, por lo que tener unos buenos niveles es clave para gozar de buena salud. 

Y por cierto, la melatonina se puede generar a cualquier hora del día, no solo antes de ir a dormir, por lo que evitar las luces artificiales y priorizar las naturales ayudará a mantener unos niveles correctos y saludables de esta hormona. 

Mejora niveles de vitamina D 

Tener unos niveles adecuados de vitamina D es fundamental para la salud. 

El déficit de vitamina D puede traer problemas como: 

  • Problemas de densidad ósea. 
  • Mayor prevalencia de diabetes. 
  • Menor eficacia del sistema inmune. 
  • Mayor inflamación intestinal
  • Mayor facilidad para padecer enfermedades autoinmunes y sufrir su sintomatología. 
  • Mayor tensión arterial. 
  • Mayores posibilidades de padecer cáncer. 
  • Mayor posibilidad de padecer depresión y otras enfermedades relacionadas con el sistema nervioso y el eje intestino-cerebro.
  • Etc.

Como puedes ver, la vitamina D es fundamental, para la salud, y un déficit puede traer problemas graves de salud. 

¿Cuál es el problema? Que hoy en día tenemos un déficit de vitamina D generalizado por la poca exposición solar. 

Y además de exponernos poco, lo hacemos untados en crema solar y con gafas de sol. Esto es fatal, ya que bloquea la asimilación de vitamina D. 

Es paradójico como en un país como España, con tanto sol durante todo el año tengamos un déficit de vitamina D tan brutal. Casi el 80% de la población tiene déficit de vitamina D, y los que no, la mayoría lo cubren solo con suplementación. ¡Hay que tomar el sol! 

El sol es mucho más que vitamina D, tener esta tan baja es una señal de que no pasamos suficiente tiempo en exterior y además lo hacemos protegidos. ¿Protegidos de qué? ¿De estar sanos? El sol aporta vida, no enfermedad. Lo que nos enferma, como hable en la primera parte de este artículo, es la mala relación con la luz natural y la artificial, aparte de los malos hábitos de vida. 

Ayuda a mantener los huesos fuertes

La falta de exposición solar nos lleva a tener un déficit de vitamina D, la cual es clave para la fijación del calcio al hueso. Y ya puedes hincharte a tomar calcio, que lo único que vas a calcificar son tus arterias si no corriges ese problema. 

Articulo sol 2 3

Es necesario, aparte de tener una buena alimentación y realizar ejercicio físico, tener buenos niveles de vitamina D si queremos evitar sufrir osteoporosis u osteopenia. 

Por otro lado, el ejercicio de fuerza y el ejercicio de impacto también ayuda a mejorar la densidad ósea. 

Reduce la inflamación 

La exposición regular al sol ayuda a mantener un buen equilibrio interno, reduciendo la inflamación sistémica y manteniendo un estado de salud más favorable. 

La inflamación sistémica es uno de los principales factores que llevan a la enfermedad. Si quieres aprender que es y como resolver la inflamación sistémica, te dejo aquí este artículo en el que te lo cuento. 

Aparte de vivir con déficit de vitamina D, vivimos con inflamación, y esto nos lleva a padecer enfermedades persistentes que son totalmente evitables. Cambia tus hábitos y cambiarás tu salud. 

Mejora el estado de ánimo 

La exposición solar mejora el estado de ánimo por diferentes vías. 

La primera es la propia sensación de bienestar que nos produce el calor del sol en nuestra piel. 

La segunda es que aumenta los niveles de vitamina D, y eso es fundamental para no caer en depresiones e inflamación sistémica. Muchas depresiones vienen de un déficit de vitamina D, entre otros factores. Somos una conexión mente – cuerpo, no hay que olvidarlo. 

5

La tercera es por la regulación de los ritmos circadianos. Si tus biorritmos están bien regulados tendrás energía y buen humor durante el día y dormirás placidamente por la noche. Y eso te mantendrá de mejor humor.  

Ayuda a metabolizar mejor los hidratos de carbono 

La exposición solar ayuda a metabolizar los hidratos de carbono de la dieta. Este hecho tiene su lógica si miramos en que zonas del planeta abundan los alimentos ricos hidratos de carbono de forma natural y en qué zonas no. 

En las zonas tropicales y calurosas crecen frutas como el plátano o el mango, y en las zonas frías apenas hay fruta, y hay más alimentos grasos. 

Esto nos da pistas de que si variamos entre una dieta alta o baja en hidrato, la mejor temporalidad para hacerlo es verano alto en hidrato e invierno bajo. 

El propio sol nos ayuda a metabolizar esos azúcares, por lo que toleraremos mejor una dieta alta en hidrato de carbono en verano. Y en invierno puede ser una época ideal para practicar una dieta cetogénica o baja en hidrato de carbono. 

La terapia de luz infrarroja podría ayudar también si no se puede pasar suficientes horas al aire libre. Pero lo que está claro es que no estamos hechos para estar en interiores todo el día todos los días, así que una gran herramienta para mejorar nuestra salud y deshacernos de la enfermedad es pasar horas en el exterior siempre que podamos. 

Recuerda, que por mucho que tengamos capacidad de razonamiento, y que hayamos construido grandes rascacielos llenos de habitaciones iluminadas con corriente alterna y televisores de 60 pulgadas para ver películas, somos animales, y si queremos estar sanos debemos comportarnos, en la medida de lo posible, como tal. 

Igual que un perro no puede estar sano todo el día encerrando delante de una pantalla, tú tampoco. Sal ahí afuera y empieza a vivir. 

Optimiza niveles hormonales 

Tomar el sol ayuda a regular la secreción hormonal por parte de las glándulas tiroideas y la hipófisis. 

Regula la liberación de la hormona melatonina también como hemos visto.

También la vitamina D nos ayuda a regular la secreción de hormonas sexuales como la testosterona.

Todo nuestro sistema endocrino está ligado a unos ritmos circadianos bien regulados y a la exposición solar. Por lo que si quieres gozar de buena salud hormonal, es imprescindible que te expongas al sol. 

Ayuda a la utilización del colesterol para la creación de hormonas 

La luz ultravioleta del sol es necesaria para metabolizar el colesterol en la creación de hormonas, por lo que tomar el sol ayudará a utilizar esta molécula vital a hacer parte de sus funciones correctamente. 

Tomar el sol ayudará a evitar que haya un exceso de lipoproteínas transportadoras LDL oxidadas o glicosadas. Primero por la buena regulación de la salud hormonal y segundo por ayudar a metabolizar mejor la glucosa también. 

Recuerda que el colesterol en sí no es malo, todo lo contrario. El problema viene cuando las lipoproteinas que lo transportan no están en condiciones de “salud” óptimas, y aquí nuestro querido sol puede ayudarnos mucho. Aparte, claro está, de llevar una alimentación saludable y realizar ejercicio físico. 

Una exposición regular reduce las posibilidades de padecer diferentes enfermedades

Tener déficit de vitamina D y unos ritmos circadianos rotos aumenta las posibilidades de padecer enfermedades de todo tipo, como por ejemplo cáncer, enfermedades autoinmunes, depresión, ansiedad, infecciones víricas o bacterianas, etc. 

Y eso es porque el sistema inmune está deprimido y es menos funcional de lo que debería. 

De hecho, otro beneficio de la exposición solar es que potencia el sistema inmune

La exposición solar nos ayuda a mantener un estado de salud óptimo ya reducir la aparición de enfermedades. Tomar el sol no es peligroso, lo peligroso es no tomarlo. 

El problema, como ya he comentado, está en la mala relación con este. No podemos vivir en interiores 10 meses al año y tratar de recuperar en 2 meses todo lo “perdido”.

Ahora mismo, mientras escribo estas palabras, estoy en el balcón sin camiseta para tomar el sol, ¿hace frío?, si claro, pero la exposición controlada y regular al frío también potencia el sistema inmune. 2×1 oye, y si encima estuviera escribiendo en un entorno natural sería un 3×1. 

Si quieres experimentar cambios en tu salud y en tus niveles de energía, debes realizar cambios en tu manera de vivir. 

Reduce el estrés y el insomnio 

La exposición solar, al ayudar a sincronizar los ritmos circadianos y a regular la liberación de melatonina, ayuda muchísimo en cuadros de estrés e insomnio. Cuadros que cada vez están más presentes en nuestra sociedad. 

Gran parte de los problemas de ansiedad e insomnio se solucionarían con una correcta regulación de estos ritmos circadianos. Tratando de reducir la exposición a pantallas y luces artificiales y exponiéndose a la luz natural lo máximo posible. 

Articulo sol 2 4

Aparte de esto, trabajar una buena salud mental, llevar una buena alimentación y hacer ejercicio físico, serán las otras claves para no padecer estas “enfermedades modernas”: 

Si te fijas, siempre nos vamos a lo mismo, buenos hábitos de vida. No existen píldoras mágicas, solo acciones mágicas. Nadie va a curarte por ti, tú tienes el poder para cambiar y empezar a experimentar una vida plena. 

Reduce la fatiga ocular

La exposición a la luz solar ayuda al correcto desarrollo del ojo (que tus niños vayan a jugar fuera, no a la play), y a parte ayuda a mantener una salud correcta del ojo y a que el sistema de enfoque funcione correctamente. 

Aparte de esto, el estar en el exterior y mirar hacia el horizonte a media-larga distancia ayudará también a mantener el ojo sano y en forma. 

Hay otros ejercicios que pueden ayudarte también, pero ¿qué hay más fácil que salir a dar un paseo y mirar el horizonte? 

No mires el sol directamente, eso no es bueno, pero mirar aproximadamente un palmo por debajo ayudará a mantener la distancia correcta entre el cristalino y la córnea y una buena salud ocular. 

Si estás acostumbrado o acostumbrada a utilizar gafas de sol, empieza a desprenderte de ellas, solo úsalas cuando sea extremadamente necesario. Lo siento por el gremio de vendedores de gafas de sol, pero al ojo no le estáis haciendo ningún favor. Tienen su utilidad, pero no para usar siempre. 

Mantener el ojo sano y en forma ayudará a reducir la fatiga ocular, que es tan común hoy en día. Provocada principalmente por la exposición a luces artificiales y a pantallas y a solo utilizar la visión de cerca la gran parte del día. Lo natural es utilizar todos los rangos de visión. Así que sal ahí fuera y mira hacia delante, no salgas a caminar mirando el móvil, que estaremos en las mismas. 

Conclusiones

La exposición solar es necesaria para un correcto funcionamiento del organismo. Huir y esconderse del sol solo trae enfermedad.

Hay una industria muy potente detrás que quiere que te protejas del sol para ganar dinero contigo, no caigas en la trampa. El sol es vida.

Cuéntame, ¿tomas el sol con regularidad o vives como un topillo siempre a salvo?

Imagen |

 Fit and Friends

Otros artículos de Fit and Friends

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete al Newsletter de Fit and Friends

Suscríbete al Newsletter de Fit and Friends

Apúntate al newsletter de Fit and Friends y recibe todas las novedades en tu correo.

¡Te has suscrito correctamente!

Shares
Share This