Enfermedades autoinmunes, otros hábitos más allá de la alimentación

En este artículo vamos a abordar una serie de hábitos que pueden ayudarte a mejorar la sintomatología de las enfermedades autoinmunes.
Escrito por: Toni Pueyo
Tiempo de lectura:
12 minutos

Después de las 3 anteriores entregas sobre las enfermedades autoinmunes, relacionadas sobre todo con la parte alimentaria, en el abordaje de la enfermedad: 

En el artículo de hoy te voy a hablar sobre el resto de hábitos que pueden ayudarte a mejorar o incluso solucionar los problemas que pueden estar causándote este tipo de patologías. 

¿Qué son las enfermedades autoinmunes?

Las enfermedades autoinmunes son una situación patológica, en la cual tu sistema inmune ataca tus propias células sanas. En este tipo de patologías tu sistema inmune no es capaz de diferenciar los agentes peligrosos externos de tus células saludables y puede causarte problemas de muchos tipos. 

Las enfermedades autoinmunes son un tipo de enfermedad que cada vez está más en auge y son consideradas “enfermedades modernas”, no porque sean nuevas, sino porque la prevalencia de hoy en día es extremadamente más elevada que en el pasado. Y esto es por los cambios en la manera de vivir que hemos experimentado en las últimas décadas. 

Enfermedades autoinmunes Fit and Friends

Algunas enfermedades autoinmunes son:

  • Tiroiditis de Hashimoto
  • Diabetes tipo 1
  • Artritis reumatoide 
  • Esclerosis múltiple 
  • Lupus
  • Psoriasis
  • Celiaquía
  • Rosácea
  • Asma
  • Etc. 

Hay muchas enfermedades “crónicas” que son de origen autoinmune, y junto al protocolo alimentario autoinmune y modificando otros hábitos del día a día, podemos conseguir mejorar la sintomatología y en algunos casos vivir sin síntomas, en un estado de remisión. 

No significa que la enfermedad haya desaparecido, pero la persona puede vivir toda la vida o casi toda sin tener síntomas, con lo que realmente vive sin la enfermedad. La remisión sintomatológica  no es posible en todas las enfermedades autoinmunes en el mismo grado. Por ejemplo, una diabetis tipo 1 siempre va a requerir del uso de insulina por parte del paciente. Ahora bien, puede llegar a utilizar muchísima menos insulina si sigue una dieta adecuada y hace suficiente ejercicio. 

En cambio, una persona que tenga asma de tipo autoinmune o rosácea, si puede llegar a estar toda su vida sin experimentar síntomas, si es capaz de eliminar todos los agentes externos causantes de esta sintomatología. 

Aparte de realizar el protocolo alimentario AIP, que se vuelve fundamental para tratar este tipo de patologías (adaptando cada protocolo dietético a las particularidades de cada autoinmune), llevar una serie de hábitos saludables va a ser de vital importancia si quieres solucionar la patología autoinmune que tanto dolor te causa (físico o emocional). 

La disminución del dolor que experimenta una persona que sufre artritis reumatoide cuando cambia sus hábitos es superior a la de cualquier fármaco, ahorrándose además los efectos secundarios de estos. 

Parchear un problema no lleva a buen puerto, cuando quieres solucionar algo, es importante ponerse manos a la obra con las bases que van a atacar el problema de raíz. 

Vamos a ver algunos de los hábitos que puedes cambiar u optimizar para experimentar una mejora sustancial de tu calidad de vida si sufres patologías autoinmunes. 

Exposición solar

La exposición regular al sol te aporta multitud de beneficios, entre los cuales está la sintetización de vitamina D, de la cual, tener unos niveles óptimos se vuelve fundamental para combatir las enfermedades autoinmunes. 

Tener un déficit de vitamina D va a afectar negativamente al funcionamiento de tu sistema inmune, impidiendo un correcto funcionamiento de este y empeorando la sintomatología de este tipo de enfermedades. 

Tomar el sol Fit and Friends

Si tienes los niveles muy bajos, igual sería interesante apoyarse durante un tiempo de suplementación. Sobre todo en otoño e invierno. 

Aparte de sintetizar mayores niveles de vitamina D, la exposición solar va a tener más beneficios en cuanto a la gestión de las enfermedades autoinmunes. 

Al ayudarte a regular los ritmos circadianos, metabolizar mejor los hidratos de carbono de la alimentación, mejorar tu estado de ánimo, etc., la luz solar ayudará a paliar gran parte de la sintomatología de algunas de estas patologías. 

Si quieres aprender más sobre los beneficios que puede aportarte una exposición regular al sol, te dejo aquí este artículo

Contacto con la naturaleza 

Aunque solemos olvidarnos de ello, somos animales, y como tales necesitamos del contacto con entornos naturales. No estamos hechos para vivir en grandes ciudades, expuestos a ruidos constantes, contaminación y luces artificiales. 

Este entorno nos enferma, y debemos ser conscientes de ello. No estoy diciendo que te vuelvas un ermitaño y te alejes completamente de la civilización. Lo que sí que es importante es que aprendas a minimizar los problemas causados por el estilo de vida moderno. 

Un buen hábito a incorporar y que puede ayudarte a ganar paz mental y física es entrar en contacto con la naturaleza habitualmente. Entiendo que, viviendo en el centro de una ciudad, y por el estilo de vida que llevamos y las largas jornadas laborales, se convierte casi en un “imposible”, pero precisamente por eso es importante dedicar un tiempo a ir expresamente a entornos naturales. 

Puedes fijar un día a la semana de ir a caminar por la montaña o ir a la playa, un fin de semana al mes hacer una escapada a un entorno natural, si tienes parques cerca de casa o del trabajo, ir a dar un paseo por el parque en vez de por la ciudad, etc. 

Contacto con la naturaleza Fit and Friends

Incorporar habitualmente estos paseos en entornos naturales van a aportarte muchos beneficios a nivel de salud, entre los cuales estará reducir la sintomatología de las enfermedades autoinmunes. Recordemos que casi todas las enfermedades son multicausales, no dependen de un solo factor, y optimizar todo lo que está en tu círculo de influencia será clave para gozar de buena salud. 

Si aparte de entrar en contacto con la naturaleza, aprovechas esos momentos para practicar “grounding o earthing” aún experimentarás mayores beneficios. 

Te dejo aquí este artículo en el que te explico en que consiste esta práctica

Luces artificiales 

Somos animales diurnos, que precisamos de la luz solar para regular nuestros biorritmos. Hoy en día vivimos “encarcelados” en oficinas y hogares, expuestos constantemente a luces artificiales y pantallas que confunden nuestro organismo y no nos permiten gozar de una salud óptima. 

Cambiar la iluminación de nuestros hogares y reducir el impacto de las pantallas sobre nuestra retina puede suponer un antes y un después en el control de las enfermedades autoinmunes y de tu salud en general. 

Autoinmunes luz artificial

Te dejo aquí este vídeo en el que te explico la importancia de utilizar luces rojas en casa una vez cae el sol. 

Meditación y control del estrés 

En las enfermedades autoinmunes algo muy importante y que a veces no se tiene en cuenta es la gestión del estrés. 

El estrés persistente puede ser el desencadenante, junto a otro muchos factores, de la aparición de enfermedades autoinmunes. 

El control del estrés debería ser una prioridad si quieres mejorar tu estado patológico. Realizar meditación o ejercicios de respiración puede ayudar a reducir los niveles patológicamente elevados de cortisol y reducir la sintomatología.

Puedes empezar a practicar la meditación desde solo 5’ diarios, no se trata de hacerlo perfecto desde el primer día, sino de empezar a hacerlo. Te aseguro que la meditación y los ejercicios de relajación, sobre todo en este mundo acelerado en el que vivimos, pueden aportarte mucho más de lo que pueda parecer de entrada. 

Meditación Fit and Friends

No te ofusques si al inicio te cuesta mucho mantenerte en calma, es cuestión de practicar, si eres persistente, acabarás amando esta práctica. 

Movimiento

Nuestro cuerpo no está diseñado para estar 12h sentado al día. Necesitamos movernos. De hecho, la función principal de nuestro cerebro es el movimiento. La sociedad ha avanzado muy rápido y nuestro organismo no. No estamos adaptados fisiológicamente a la vida moderna y al sedentarismo. Necesitamos movimiento para estar sanos. 

Por lo que cobra especial importancia, tanto para mejorar la salud como para mejorar estados patológicos, incorporar el movimiento a nuestro día a día. Tratar de no estar muchas horas seguidas sentados, caminar suficiente, subir escaleras o hacer pequeños snacks de ejercicio, puede ayudarte a mantener una buena salud. 

Si pasas de la cama a la oficina, de la oficina al sofá y del sofá a la cama, no te espera nada más que dolor, fatiga, sufrimiento, desmotivación, ansiedad y depresión. Siento ser tan duro, pero es una realidad. Sin movimiento no hay vida. 

Movimiento

Una práctica muy común para aumentar la creatividad y la concentración cuando hay falta de esta es salir a dar un paseo. No será casualidad 😉 

Ejercicio físico 

Aparte del movimiento diario, es importante incorporar sesiones de ejercicio intenso. A poder ser ejercicio de fuerza y algo de ejercicio cardiovascular para complementar. 

El ejercicio de fuerza te ayudará a aumentar tu musculatura, y tener una musculatura fuerte te ayudará a combatir la sintomatología de las enfermedades autoinmunes, sobre todo las relacionadas con el dolor, como la artritis reumatoide. Aunque bien es cierto que te vas a beneficiar de los efectos positivos del ejercicio físico para casi cualquier enfemerdad. 

Si existiera una píldora que emulara los efectos del ejercicio físico, sería la más vendida de la historia. 

Una rutina ideal podría ser realizar 2-3 días de ejercicio de fuerza, 1 o 2 de ejercicio cardiovascular, y combinar con un estilo de vida activa, realizando paseos por la montaña, playa, etc. 

Entrenamiento
Entrenamiento-personal-barcelona-fitandfriends

Si tienes dudas de como enfocar tu rutina de entrenamiento, no dudes en contactarme y te ayudaré 🙂 

Eliminar hábitos tóxicos

La mala alimentación, el tabaco o el alcohol, son grandes destructores de tu salud. Si padeces una enfermedad autoinmune es fundamental que los elimines de tu día a día, si no va a ser casi imposible que mejores. 

Ya de por sí, los ultraprocesados, las bebidas alcohólicas y el tabaco, son elementos de los que deberías prescindir para tener una buena calidad de vida, pero aún más importante es si sufres una patología autoinmune. 

Entiendo que cuando tienes un hábito muy arraigado es “difícil” cambiarlo, pero como decía Hipócrates, el considerado “padre de la medicina moderna”: “Antes de curar a alguien, pregúntale si está dispuesto a renunciar a las cosas que le enfermaron”

No al tabaco

Si no estás dispuesto a abandonar aquello que te ha restado salud y que ha sido un cofactor para el desarrollo de tu enfermedad, no vas a poder librarte de ella. Es iluso pensar que haciendo las mismas cosas vas a obtener diferentes resultados. 

Para obtener resultados diferentes es necesario hacer cosas diferentes.

Tóxicos ambientales 

Igual de importante es la gestión de los tóxicos alimentarios como la de los tóxicos ambientales. 

La contaminación, los tóxicos en productos cosméticos y de limpieza, los campos electromagnéticos de la tecnología, etc., tienen efectos nocivos sobre nuestro organismo. 

Aprender a gestionar esto te ayudará a mejorar la salud. Hay personas que tienen hipersensibilidad a toda esta serie de químicos, y no es casualidad, no son inocuos. Quizás no eres consciente del daño que te están causando, porque son un enemigo lento y silencioso. 

Lo que está claro es que es un enemigo real, y tratar de minimizar la exposición a este tipo de tóxicos también va a traerte beneficios en tu vida. Sobre todo si padeces una enfermedad autoinmune, como más trabas y cosas a gestionar le pongas a tu organismo, menos energías le quedarán para combatir la patología. 

Autoinmunes articulo 3

Trata de utilizar cosmética natural, productos de limpieza ecológicos y utilizar la tecnología de forma consciente. 

Por otro lado, como comentaba, igual de importante es evitar los tóxicos alimentarios. Priorizar la alimentación ecológica puede aportar mucho más por tu salud de lo que puedas pensar. 

Te dejo aquí un artículo en el que te hablo sobre la importancia de la calidad en los alimentos

Buena alimentación 

Obviamente, algo muy importante, aparte de comer libre de tóxicos, es alimentarse lo más parecido a lo que nuestra fisiología está diseñada. Si comemos como humanos, vamos a gozar de un estado de salud envidiable. Ahora bien, si nos dejamos engañar por la industria alimentaria y caemos en los malos hábitos alimentarios, vamos a comprar muchos números de padecer enfermedades autoinmunes, entre otras. 

4

Aparte del protocolo alimentario AIP, del cual te dejo aquí el artículo, es importante conocer las bases de la alimentación humana, te dejo aquí un artículo en el que te explico por qué está mal planteada la pirámide nutricional. 

Propósito de vida

Tener un propósito de vida, aficiones, actividades sociales que te aporten cosas nuevas, etc., es fundamental para gozar de buena salud psicológica. 

Igual de importante es la salud del cuerpo como de la mente. Cuidar tus relaciones personales, tu gestión de los pensamientos y tus objetivos vitales te va a dar un mindset más positivo y con mayores capacidades de mejora, que no dejar todo al azar. 

Una buena salud mental te dará la fuerza que necesitas para afrontar situaciones difíciles en tu día a día y también te dará más poder a la hora de cambiar cosas necesarias para la mejora de la enfermedad, como eliminar hábitos tóxicos, hacer deporte, etc. 

Aparte, un mindset positivo, creará un entorno de mayor paz mental y por ende mejor regulación hormonal, la cual ayudará a la correcta gestión de la enfermedad. 

Si tienes el cortisol por las nubes difícil será curarte. 

4

Pararte cada “X” tiempo a pensar en tu futuro y establecer metas y objetivos, puede ayudarte a mejorar tu salud en general. 

Tener un propósito de vida va a darte ese plus de energía y motivación que necesitas. 

Suplementos interesantes

Aparte de la vitamina D, que ya hemos comentado. Una vez has tenido en cuenta todo lo que hemos mencionado anteriormente y estás llevando tus hábitos de vida a otro nivel, la incorporación de ciertos suplementos puede ayudar a mejorar la evolución de las enfermedades autoinmunes. 

Incorporar suplementos, como por ejemplo los siguientes, pueden ayudarte a mejorar: 

  • Vitamina D
  • Zinc
  • Selenio
  • Magnesio
  • Silicio 
  • Omega 3
  • Cúrcuma
  • Adaptógenos como la Ashwagandha 

Antes de tomar cualquier suplemento te recomendaría que consultases a un especialista para establecer cuáles serían las mejores opciones para ti. 

Y has de tener en cuenta que los suplementos son eso, “suplementos”, nunca han de ser la base. La base está en tus hábitos y los suplementos pueden ayudar si todo lo demás lo tienes en orden. 

Librate de las enfermedades autoinmunes

La mayoría de enfermedades modernas, como las autoinmunes, son consecuencia de los malos hábitos de vida y los contaminantes externos. Por lo que cambiar tus hábitos y regular mejor la exposición a esos contaminantes prevendrá la aparición de estas enfermedades y en caso de que ya las padezcas, te ayudará a tener una mejor evolución. 

Solemos subestimar los cambios que podemos lograr a largo plazo y sobreestimar los cambios a corto plazo. No esperes notar una mejora instantánea y una curación en 2 semanas. Sé constante, persistente e infranqueable y con el tiempo verás que pasas a tener una salud de hierro. 

Te animo a que me dejes tu experiencia con tu cambio de hábitos en los comentarios 🙂 

Imagen |

 canva.com

Otros artículos de Fit and Friends

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete al Newsletter de Fit and Friends

Suscríbete al Newsletter de Fit and Friends

Apúntate al newsletter de Fit and Friends y recibe todas las novedades en tu correo.

¡Te has suscrito correctamente!

Shares
Share This