¿Cómo medir el progreso físico con 4 herramientas?

En este artículo vamos a conocer 4 herramientas para medir tus progresos y así mantenerte motivada o motivado a largo plazo
Escrito por: Toni Pueyo
Tiempo de lectura:
6 minutos

¿Cómo sé si estoy progresando? En ocasiones puede ser que te frustres por ver que el peso en la báscula no cambia o que te ves siempre igual. 

Que los cambios no sean rápidos o aparentemente visibles no tiene por qué significar que no estén ocurriendo. Hoy vamos a ver diferentes maneras de medir el progreso para saber si vas por el buen camino o si tienes que cambiar cosas. 

Medir el progreso con la báscula 

Suele ser la herramienta de medición más básica y que casi todo el mundo utiliza, pero eso no significa que sea la mejor. 

La báscula nos indica el peso corporal y si es de bioimpedancia como una tanita, nos da también valores como la grasa corporal, el agua, la cantidad de músculo, etc. De todas maneras hay que tener en cuenta que estas básculas tienen algo de margen de error con lo que no son un método 100% fiable. Y aunque nos pueda servir como herramienta de medición no debe ser el único que utilicemos, ahora veremos porque. 

Cómo medir el progreso fitandfriends

Ventajas de utilizar una báscula de bioimpedancia 

  • Es una herramienta fácil y rápida de utilizar para medir el progreso aunque no tengas conocimiento previo con este tipo de básculas. 
  • Se puede tener en cualquier casa o estudio de entrenamiento y hay que son fáciles de transportar. 
  • Mide varios parámetros diferentes como el peso corporal, el % graso, la grasa visceral, el peso óseo, el metabolismo basal, etc.

Desventajas de utilizar una báscula de bioimpedancia

  • No son 100% precisas, aunque si siempre nos pesamos en las mismas condiciones nos puede servir para controlar el progreso. 
  • No debe ser la única herramienta para medir el progreso, ya que hay cambios que a veces son más sutiles que los parámetros que marca la báscula. Como comentaba, estas básculas pueden tener algo de margen de error y si llevas tiempo entrenando puede ser que estés creando musculatura y perdiendo grasa poco a poco y no se vea muy reflejado en los resultados de la báscula, tanto en el peso como en el % graso que marca. Con lo que es fundamental que a medida que vayas avanzando en tu transformación corporal utilices otras herramientas como las que veremos a continuación. 

Cinta métrica 

La cinta métrica ha de ser el primer complemento a utilizar con tu báscula de bioimpedancia para medir el progreso. Una cinta métrica es muy económica y te puede ayudar a controlar mejor los progresos que simplemente con la báscula. 

Puede ser que en la báscula no veas mucho cambio ¡pero hayas perdido 5cm de cintura! o ganado 2cm de brazo 😉 

Cualquier cinta métrica que tenga 150cm o más debería ser suficiente. Encontrarás de muchos tipos en el mercado, des de lo más sencillo hasta lo más profesional. Con una sencillita deberías tener suficiente. 

210620 527

Medir el progreso con el plicómetro 

La siguiente herramienta que podemos utilizar para medir el progreso, y que es el complemento perfecto a las dos anteriores, sobre todo cuando eres una persona ya avanzada en el entrenamiento y los cambios son más sutiles es el plicómetro. 

El plicómetro nos sirve para medir los pliegues de grasa en milímetros. Esto nos da una información mucho más fiable de nuestro progreso. 

Puede que en la báscula y en los perímetros casi no haya cambios, pero en cambio estés reduciendo la cantidad de grasa subcutánea y veas cambios como por ejemplo que la grasa del pliegue abdominal ha pasado de 18 mm a 16 mm y eso significa que estás progresando. 

Podemos encontrar plicómetros des de lo más sencillo hasta plicómetros de uso profesional

En principio con un plicómetro sencillo como este deberías tener más que suficiente. 

Con estas tres herramientas combinadas deberías ser capaz de medir el progreso de manera adecuada. Existen diferentes fórmulas y maneras de utilizar el plicómetro, mi recomendación es que tomes 4 o 5 pliegues que sean zonas en las que te cuesta más progresar y siempre midas en el mismo sitio. 

210620 523

Progresión en el entrenamiento

Y ahora, después de ver las herramientas para comprobar el progreso a nivel estético, viene la parte más importante, el progreso a nivel de “performance” o rendimiento deportivo. 

La mejor manera de saber si estás progresando en el entrenamiento y en la mejora física es ver cómo avanzan tus marcas o tu rendimiento y para ello solo necesitarás papel y boli. 

Algo fundamental que casi nadie hace y que puede marcar toda la diferencia en tu progresión es tener un diario de entrenamiento. 

¿Qué es un diario de entrenamiento? 

Un diario de entrenamiento es una herramienta en la que vas a ir apuntando las series, repeticiones y los pesos que utilizas en los diferentes ejercicios, a cuanto tiempo has corrido el kilometro en el día de hoy, o cuantos km has recorrido a un ritmo concreto, etc. 

Esto básicamente se traduce por ejemplo a apuntar el peso que utilizas en tus rutinas de entrenamiento e intentar superarte semana tras semana. 

Esta información junto a la que nos dan la báscula, la cinta y el plicómetro, es la que nos guiará a la hora de tomar decisiones. Si tenemos esta información podemos saber si estamos progresando. 

Si por ejemplo vemos que levantamos 20 kg en peso muerto a las mismas repeticiones que el año anterior significa que hemos ganado fuerza y por ende masa muscular, con lo que si en la báscula y los perímetros no vemos un gran cambio podemos intuir que estamos ganando calidad muscular (nuestra musculatura se ha hecho más densa, con menos grasa intramuscular o menos hipertrofia sarcoplasmática y más sarcomérica). A veces hay cambios sutiles que solo podemos observar si llevamos este diario de entrenamiento. 

Por otro lado esto nos motivará a superarnos día a día, intentando levantar más peso, correr más rápido o saltar más alto. 

De la otra manera, dejaríamos todo al azar y dejar las cosas al azar es lo mismo que planificar el fracaso 😉 

Medir el progreso con el diario de entrenamiento Fitandfriends
Diario de entrenamiento Fitandfriends

Conclusiones 

Para medir el progreso tenemos diferentes herramientas, todas ellas muy válidas, aunque la mejor opción es combinarlas para así tener una visión más clara y más cercana a la realidad de lo que está sucediendo.  

Si tuviéramos que quedarnos con una de ellas sería con el diario de entrenamiento. Es la mejor manera de comprobar los progresos y seguir motivada o motivado a lo largo del tiempo. 

Y tú ¿Cómo mides tus progresos? Déjanos un comentario abajo explicándonoslo y si tienes cualquier duda con alguna de estas herramientas estaremos encantados de ayudarte 🙂 

Imagen |

 Fit and Friends

Otros artículos de Fit and Friends

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete al Newsletter de Fit and Friends

Suscríbete al Newsletter de Fit and Friends

Apúntate al newsletter de Fit and Friends y recibe todas las novedades en tu correo.

¡Te has suscrito correctamente!

Shares
Share This