¿Qué es el Grounding?, y qué beneficios tiene

En este artículo vamos a hablar sobre el Grounding o también llamado Earthing, que consiste en caminar descalzo sobre la naturaleza (hierba, tierra, arena...) y los beneficios que puede aportarte.
Escrito por: Toni Pueyo
Tiempo de lectura:
6 minutos

En este artículo vamos a hablar sobre el Grounding o también llamado Earthing, que consiste en caminar descalzo sobre la naturaleza (hierba, tierra, arena…) y los beneficios que puede aportarte. 

El Grounding o Earthing es una práctica que consiste en caminar descalzos por entornos naturales, entrando en contacto con la energía terrestre a través de nuestros pies. Esto, que puede que te suene muy esotérico, en realidad tiene una explicación científica. 

El cuerpo humano es un sistema de electricidad bastante complejo, y podemos actuar como antenas capaces de captar o emitir energía eléctrica. 

Como todo en la vida, el cuerpo humano necesita mantener un equilibrio u homeostasis, y en este caso estamos hablando de un equilibrio entre iones positivos y negativos para gozar de buena salud. 

Grounding Fit and Friends

Si hablamos en términos de oxidación por ejemplo, lo que está sucediendo en nuestro organismo cuando se “oxidan” células es que estás están perdiendo electrones. El proceso de oxidación es natural y necesario para la vida, pero cuando sucede en exceso tenemos problemas de salud. 

El exceso de radicales libres (moléculas con poder oxidativo) se frena con los famosos antioxidantes. Si hay un equilibrio correcto en el organismo, la capacidad reductora (antioxidante) mantendrá a raya un posible exceso de oxidación. 

¿Qué es lo que evita este poder antioxidante y puede enfermarnos al tener un exceso de oxidación?

  • Enfermedades metabólicas.
  • Enfermedades “crónicas” o persistentes. 
  • Sobrepeso u obesidad. 
  • Mala alimentación.
  • Exceso de exposición a luces blancas artificiales y pantallas. 
  • Hábitos tóxicos, como beber alcohol o tabaquismo. 
  • Tóxicos ambientales, pesticidas, disruptores hormonales, etc. 
  • Infecciones víricas, fúngicas, parasitarias o bacterianas. 
  • Estrés crónico. 
  • El entorno electromagnético alterado por teléfonos, wifi, cableados eléctricos, antenas, etc. 
  • Sedentarismo.
  • Etc. 

Lo bueno de todo esto, es que casi todo es evitable siguiendo unos buenos hábitos. Obviamente, habrá cosas más difíciles de controlar que otras, pero podemos mantener un buen estado de salud si todo lo que está en nuestro círculo de influencia tratamos de mejorarlo. 

¿Y por qué todo esto nos enferma o oxida?

Porque nos roba electrones y hace que salgamos de nuestro equilibrio y a la par reduce nuestra capacidad antioxidante. 

¿Y en qué nos puede ayudar el Grounding o Earthing?

Sí, sé que ya lo has adivinado. El Grounding nos ayuda a recuperar esa carga de electrones perdida. 

Como “seres eléctricos” que somos, al practicar el Grounding, caminar descalzos por la naturaleza, o incluso por el asfalto, si este está “conectado” a tierra, reequilibramos esa carga desbalanceada por el resto de factores nombrados más arriba que nos evitan mantenerla equilibrada.

Esto no quiere decir que si fumas, bebes cada día, no haces ejercicio y comes fatal, caminando un ratito cada día por la montaña lo compensas todo. No malinterpretemos. Todas y cada una de las acciones que haces tiene una consecuencia, y hay que ser consciente de ello. 

Como mejores hábitos tengas mejor salud y mejor equilibrio oxidación/reducción tendrás. Por lo que caminar descalzo en entornos naturales es una herramienta más a incorporar a tu rutina de hábitos saludables, aparte de comer bien, hacer ejercicio, tomar el sol, etc. 

Viviendo en ciudades es imposible que tengamos un equilibrio óptimo de este sistema, como si lo tendríamos en un entorno natural. Por lo que cobra especial importancia el dedicar algunos días a  la práctica del Grounding. 

Aparte de ayudarnos a reequilibrar nuestro sistema eléctrico, el caminar descalzo por la naturaleza tiene más beneficios, que van más allá de lo puramente “físico”. 

Somos animales, y como tales necesitamos esa conexión con los entornos naturales para estar equilibrados a nivel emocional. No estamos hechos para estar en cárceles de 4 paredes iluminadas con luces blancas artificiales. Necesitamos pasar horas al aire libre y pasar horas en conexión con la naturaleza. 

3 1

Haciendo Grounding en un entorno natural: 

  • Respiraremos aire más limpio
  • Estaremos en contacto con bacterias que aumentarán la diversidad bacteriana de nuestra flora
  • Mejorará nuestro humor y bienestar
  • Se reducirán nuestros niveles de estrés 
  • Conectaremos con nuestra parte más ancestral de descubrimiento y exploración 

Reservar mínimo un día a la semana para conectar con la naturaleza puede hacer mucho más por ti de lo que crees. 

Pero si camino descalzo me duelen los pies

Si no estás acostumbrado o acostumbrada a caminar descalza, es normal que al principio te molesten o te duelan los pies al pasar por encima de piedras o ramas.

Nuestros pies se irán adaptando a medida que vayas haciendo esta práctica. Empieza por hacerlo en césped o arena de playa y ya llegará el momento de caminar por la montaña así si quieres. Puedes aprovecharte de estos beneficios en la playa o en el césped, no hace falta que subas al Kilimanjaro descalzo. 

Grounding o Earthing Fitandfriends

Por otro lado, una buena opción para ir fortaleciendo los pies y ya de paso mejorar la salud postural y recuperar esa funcionalidad que deberían tener nuestros queridos piecines es utilizar calzado barefoot. El calzado barefoot respeta el espacio que ha de tener la parte delantera del pie, no aprisionando los dedos y permitiendo que estos se expandan para así mejorar su movilidad, fuerza y aumentar su capacidad propioceptiva con el terreno. 

Por otro lado, este tipo de calzado tiene una suela muy fina y plana que permite que tu planta del pie se adapte al terreno en vez de tenerla protegida con una suela acolchada con cámara de aire, que lo único que hace es debilitar cada vez más tus pies, los cuales son la base que sostiene toda tu estructura. 

¿Qué sentido tiene que la base que te sostiene sea una de las partes más débiles de tu organismo? ¿Ninguna verdad? Deja de “proteger” tus pies y verás como tu salud postural mejora exponencialmente. 

Yo llevo años utilizando este tipo de calzado en mi día a día y es una de las mejores cosas que he hecho. 

Ahora te toca a ti

Ahora te toca a ti probar el Grounding o Earthing. Cuéntame que tal tu experiencia, si te ha gustado, que sientes cuando lo pones en práctica o si ya lo hacías de antes. 

Recuerda que más allá de recuperar electrones perdidos por los malos hábitos modernos, como animales que somos, necesitamos relacionarnos con la naturaleza. Nuestra capacidad racional no nos exime de nuestras necesidades fisiológicas. Sal ahí afuera, exponte al sol, camina descalzo, muévete y relaciónate con el entorno y tu salud dará un salto cuántico. 

Imagen |

 canva.com

Otros artículos de Fit and Friends

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete al Newsletter de Fit and Friends

Suscríbete al Newsletter de Fit and Friends

Apúntate al newsletter de Fit and Friends y recibe todas las novedades en tu correo.

¡Te has suscrito correctamente!

Shares
Share This