Quizás sufres de fatiga adrenal y no lo sabes

Muchas personas sufren de fatiga adrenal y no son conscientes de ello, de hecho, cada vez más personas tienen este problema por el tipo de vida que tenemos. Entender como funciona tu organismo y saber gestionar bien tu día a día será un facto clave para evitar que entres en la rueda de la fatiga adrenal.
Escrito por: Toni Pueyo
Tiempo de lectura:
13 minutos

Hoy vamos a hablar sobre la fatiga adrenal. Vamos a ver que es, las posibles causas y como combatirla para recuperar un estado energético óptimo. 

Muchas personas sufren de fatiga adrenal y no son conscientes de ello, de hecho, cada vez más personas tienen este problema por el tipo de vida que tenemos. Entender como funciona tu organismo y saber gestionar bien tu día a día será un facto clave para evitar que entres en la rueda de la fatiga adrenal. 

¿Qué es la fatiga adrenal o suprarrenal?

La fatiga adrenal o suprarrenal es un estado en el que tus glándulas suprarrenales no funcionan adecuadamente y no son capaces de producir las hormonas necesarias en su cantidad adecuada para aguantar el ritmo frenético del día a día. Y aquí está la clave, “ritmo frenético”. 

Las glándulas suprarrenales producen hormonas como el cortisol o la adrenalina, muy relacionadas con el estrés. 

El cortisol de por sí no es malo, de hecho es necesario para la vida y para el correcto funcionamiento del organismo. Ahora bien, un exceso o desequilibrio en los niveles de cortisol nos puede llevar a no gozar de buena salud. 

Fatiga adrenal Fit and Friends

¿Cuáles son los síntomas de la fatiga adrenal?

Hay multitud de síntomas que pueden asociarse a la fatiga adrenal, algunos de ellos son:

  • Insomnio
  • Apatía
  • Falta de motivación
  • Falta de líbido
  • Debilidad muscular
  • Perdida del cabello
  • Estreñimiento o diarrea
  • Sensación de cansancio/fatiga persistente
  • Baja temperatura corporal

¿Qué causa la fatiga adrenal?

Un estrés continuado y cronificado, el cual demanda constantemente una liberación de hormonas catecolaminas (adrenalina y noradrenalina) y cortisol, producidas por las glándulas suprarrenales, puede llevar al agotamiento de estas glándulas, propiciando un mal funcionamiento de estas y una mala gestión del equilibrio hormonal, terminando en un estado de fatiga “persistente”, que es lo que conocemos como esta fatiga adrenal.

Este estrés continuo está muy relacionado con la vida moderna. 

Nuestro sistema de alarma está preparado para responder a estímulos externos liberando una serie de hormonas que van a ayudar a nuestra supervivencia, teniendo un pico muy elevado de estas en situaciones de peligro, para posteriormente, una vez pasada la amenaza, recuperar el equilibrio. 

Si nos vamos a la naturaleza, imaginemos que estamos subiendo una colina para llegar a recolectar la miel de un panal de abejas, resbalamos y tenemos que agarrarnos con las manos y subir rápidamente sin la ayuda de los pies. En ese momento de peligro en el que nuestra vida corre peligro, nuestras glándulas suprarrenales liberaran estas hormonas catecolaminas para ayudarnos a sobrevivir y no caer colina abajo. 

Una vez pasado el peligro, el cuerpo se relaja y seguimos con nuestra vida normal. 

¿Cuál es el problema de hoy en día? 

Que estamos constantemente viviendo una “situación de peligro”. 

A nivel fisiológico seguimos siendo ese animal que vive en un entorno natural. La vida ha cambiado mucho en los últimos cientos de años, pero nuestra fisiología no. No podemos adaptarnos tan rápido. La evolución es más lenta, y los cambios en las últimas generaciones han sido exponenciales. 

¿Por qué digo que estamos viviendo constantemente una situación de peligro? 

Muchos de nosotros vivimos en ciudades, apartados de entornos naturales, con altos niveles de contaminación, iluminados artificialmente, comiendo diariamente ultraprocesados cargados de tóxicos, con estilos de vida sedentarios y sometidos a altos niveles de estrés laboral, personal y familiar para llegar a una serie de tareas a hacer, de las cuales va a depender nuestra sostenibilidad económica.

Por otro lado, cuando tenemos tiempo libre lo empleamos en mirar pantallas y potenciar hábitos tóxicos. 

Todo esto, que parece muy normal hoy en día, está acabando con nuestra salud de muchas maneras diferentes, y nos daría para un libro, más que para un artículo. Pero hoy vamos a ver en que afecta a la fatiga adrenal concretamente. 

Fatiga adrenal

Posibles causantes de la fatiga adrenal

Hay que entender que la fatiga adrenal es multicausal y que no la podemos achacar a un solo motivo de los siguientes, pero sí a un conjunto de estos. 

Estimulantes

El incorrecto uso de estimulantes como la cafeína puede promover la fatiga adrenal. Vamos a poner un ejemplo para que puedas entenderlo. 

Imagínate el típico caso de alguien que se levanta a las 7 am para ir a trabajar y se va a dormir a las 00:30h después de haber estado mirando su serie favorita. Entre que se mete a la cama que solo quedan seis horas y media para despertar, que además tarda un ratito en conciliar el sueño, y que aparte se despierta a media noche a orinar, tiene un descanso nocturno horrible. 

Al dia siguiente al estar totalmente agotado, lo primero que hace es tomarse un café para vencer esta fatiga. La cafeína aumenta la segregación de hormonas catecolaminas teniendo la sensación de que te está dando energía (falsa sensación), cuando en realidad lo que está haciendo es estimular tu sistema para que tengas la falsa sensación de energía.

Café y fatiga adrenal fitandfriends

Aparte de eso, al tomar el café justo al levantarse afecta a la curva natural del cortisol, desregulando los ritmos circadianos y pudiendo afectar al sueño nocturno de la próxima noche. Lo ideal sería esperarse una hora y media o dos a tomar el primer café del día. 

A media mañana nuestro sujeto se toma su segundo café para poder aguantar el ritmo frenético de ese día. 

Medio día tercer café y a media tarde el último para poder ir al gimnasio a hacer deporte porque ya no puede más con su alma. 

Llega a casa, cena y vuelve a repetir el mismo hábito de la noche anterior de estar mirando su serie favorita hasta las 00:30h. Lo que hace que vuelva a dormir poco y mal. Aparte de eso, hay que entender que la cafeína no se metaboliza tan rápido como pensamos.

Cuando te tomas un café, en función de tu capacidad de metabolizar la cafeína, a las 12h de tomarlo puede que aún tengas hasta un 50% de esa cafeína en sangre (si eres de los que la metaboliza rápido tendrás menos cantidad). Pero recordemos que te has tomado 4 o 5 cafés a lo largo del día… Eso quiere decir que te vas a ir a dormir con café y medio – dos en sangre… Una barbaridad si queremos gozar de un buen descanso. 

¿Qué sucede cuando esto se repite día a día a lo largo de las semanas y los meses?

Nuestro organismo está constantemente con sensación de peligro y “estresado” por la falta de sueño. La cual compensamos con estimulantes que aún “estresan más” nuestras glándulas suprarrenales. Y esto acaba convirtiéndose en un bucle del cual es complicado salir. 

Hoy en día, con el estilo de vida moderno y la cultura de la hiperproductividad no damos la importancia que tiene al descanso nocturno, siendo esto algo secundario, cuando debería ser una prioridad. 

Oigo muchas más veces la pregunta ¿qué puedo tomar para tener energía?, que no, ¿qué puedo hacer para mejorar mi descanso?, o ¿qué cosas puedo cambiar para ir a dormir antes?, etc. 

A veces la solución es mucho más sencilla de lo que parece. Y si, sé que es muy complicado cambiar ciertos hábitos. Al final llegar a casa tras la jornada laboral y tener que ir a dormir temprano si haber tenido ese momento de relax y “desconexión” con tu serie favorita es complicado. El problema de esto, es que lo único que conseguimos con este tipo de hábitos en los que sacrificamos calidad de sueño por “anestesiarnos” con las pantallas es perder salud, y de forma mucho más dramática de la que pueda parecer. 

Te propongo que reduzcas el uso de pantallas entre semana y que las dejes más para días que tengas más tiempo libre y puedas combinarlo con más tiempo en el exterior. Pero después de una jornada de oficina es muy mala idea seguir anclado o anclada a una pantalla. 

Para romper este círculo de mal uso de los estimulantes que puede promover la aparición de fatiga adrenal, el primer paso sería ir a dormir antes a la vez que empezamos a reducir la cantidad de cafeína. 

El café puede tener beneficios para el cerebro y la flora bacteriana si es un café ecológico de tueste suave y de buena calidad, ahora bien, mal utilizado, tiene más contras que pros. 

En la gran mayoría de las veces en los que te sientas cansado o cansada explora antes la posibilidad de mejorar el descanso nocturno antes que utilizar estimulantes. Tu salud lo agradecerá. 

Si duermes más que los demás, cuando estés despierto estarás más despierto que los demás. 

Falta de sueño nocturno

Ligado con esto, y como estaba comentando, una falta de sueño nocturno continuada activará los sistemas de alarma y te mantendrá más fácilmente en un estado de estrés “persistente” el cual irá forzando tus glándulas suprarrenales y tu salud, afectando a tu día a día negativamente en multitud de aspectos, a parte de aumentar las posibilidades de sufrir fatiga adrenal. 

Te dejo aquí un artículo con 10 tips que puede ayudarte a mejorar tu sueño nocturno

Dormir bien fit and friends

Iluminación artificial y pantallas

El exceso de uso de iluminación artificial y pantallas de ordenadores, televisiones y teléfonos móviles está afectando seriamente nuestra salud. 

El uso de pantallas se está convirtiendo en parte fundamental de nuestras vidas, tanto para uso a nivel laboral, como para relacionarlos con los demás y para entretenernos. 

Aparte de esto, la iluminación artificial de nuestras casas para cuando cae el sol, también se ha vuelto algo indispensable para nuestras vidas.

Esto que parece tan útil y tan inofensivo está realmente mermando nuestra salud y debemos ser conscientes de ello para hacer un uso más responsable de estas tecnologías. 

Independientemente de la adicción que puedan crear las redes sociales, los videojuegos o las plataformas de streaming, la exposición constante a este tipo de luz azul que emiten las pantallas y las luces blancas de casa nos desregula los ritmos circadianos afectando a la expresión genética de nuestro organismo, el cual no sabe diferenciar en que momento del día nos encontramos. 

Esto provoca mal sueño nocturno, falta de energía, desmotivación, aumento de la inflamación sistémica, etc. 

La mejor manera de combatir estos problemas, aparte de la más evidente que es reducir el uso de estos dispositivos, es pasar más tiempo en el exterior. Trata de hacer actividades al aire libre y exponerte a la luz solar, esto ayudará a paliar los efectos negativos del exceso de exposición a la tecnología. 

Luz solar fit and friends

Estoy seguro de que has experimentado la sensación de dormir profunda y placidamente después de un día de excursión por la montaña o haber hecho actividades como el rafting o algo que haya conllevado muchas horas al aire libre, movimiento físico y exposición al sol y a la naturaleza.

Solemos pensar que esa noche dormimos tan bien por el hecho de habernos cansado durante el día. Sospecha que es un conjunto de muchos factores en realidad y no solo el hecho de haberte cansado físicamente 😉 

Ahí tienes las pistas para mejorar tu sueño nocturno, trata de aplicar el mayor número de hábitos similares posibles en tu día a día. Sal a caminar, exponte al sol, reduce el uso de pantallas y entra en contacto con la naturaleza. 

Estos hábitos reducirán los niveles de estrés a los que estamos expuestos en la ciudad y mejorar tu descanso nocturno, favoreciendo un correcto funcionamiento de las glándulas suprarrenales y un correcto equilibrio hormonal. 

El simple hecho de vivir en ciudades ya hace que tengamos unos niveles de estrés más elevados que si viviéramos en un entorno natural. Tratar de compensar eso de forma consciente mejorará tu salud. 

Mala alimentación y hábitos tóxicos 

La mala alimentación y los hábitos tóxicos aumentarán tu malestar físico y emocional y empeorarán la gestión del estrés. Esto traerá consigo un aumento de la liberación de hormonas catecolaminas y cortisol por parte de las glándulas suprarrenales, ayudando a su agotamiento. Aparte de la fatiga adrenal, alimentarse de forma incorrecta traerá otra multitud de problemas para tu salud.

Ahora hay muchas corrientes que dicen que se puede estar sano en cualquier cuerpo y que hay que comer de todo para ser feliz. Nada más lejos de la realidad, no te dejes engañar por los artículos y publicidad sensacionalista. Vivimos en una sociedad llena de hábitos que nos llevan a la enfermedad, y si quieres gozar de buena salud te has de alejar de este tipo de hábitos. 

Hamburguesa fit and friends

Cada uno es libre de hacer lo que quiera con su cuerpo, pero no podemos caer en la trampa de pensar que podemos gozar de buena salud teniendo un sobrepeso severo u obesidad. Al igual que no podemos caer en el error de pensar que estar delgado es sinónimo de estar saludable. 

Reducir al máximo el alcohol y la mala alimentación, no fumar, y tener unos hábitos alimenticios saludables ayudará a mantener un buen equilibrio hormonal y una buena salud de tus glándulas suprarrenales, y evitar así la fatiga adrenal.

Te dejo aquí un artículo sobre alimentación por si quieres profundizar un poco más

Sedentarismo

Ligado con los malos hábitos, el sedentarismo es igual o más peligroso que la mala alimentación, tanto para prevenir la fatiga adrenal como otros problemas de salud.

Somos animales que están diseñados para el movimiento. La función principal del cerebro es el movimiento. Si quieres mantenerte sano y joven, no lo vas a hacer haciendo sudokus y poniéndote cremas, vas a tener que moverte. 

Hay seres vivos como las plantas que viven en quietud, hay otros como nosotros, los seres humanos, que precisan de movimiento para gozar de buena salud. No trates de resistirte a ello, es nuestra fisiología, acéptalo y ponte en marcha. 

Si haces ejercicio físico con regularidad, mantendrás tus niveles de estrés más controlados, tu salud y estado de ánimo mejorarán y por ende el funcionamiento de tus glándulas suprarrenales también. 

Ejercicio fit and friends

Aparte de eso, cuando tu sufres estrés laboral sentado en una silla, estás liberando adrenalina y noradrenalina, hormonas hechas para la función de lucha/huida. Si estás sentado todo el día, no canalizas esa liberación hormonal. El ejercicio físico puede ayudarte a “descargar” esa estimulación y mejorar tu estado de estrés “persistente”. 

Gran parte de las patologías modernas se pueden sanar realizando ejercicio físico, comiendo saludable y exponiéndose a la naturaleza y al sol. Todo esto es gratis, y lo tienes a tu alcance. 

Inflamación sistémica  

Toda esta serie de malos hábitos también van a provocar un estado de inflamación sistémica, el cual va a afectar negativamente a tu organismo a todos los niveles, incluidas tus glándulas suprarrenales. 

Si quieres saber como resolver un estado de inflamación sistémica y mejorar tu salud, evitando la fatiga adrenal, te dejo aquí este artículo

Conclusiones

Los hábitos modernos están trayendo de la mano multitud de enfermedades y problemas de salud, los cuales no se solucionan con farmacología. Entre los cuales encontramos la fatiga “crónica”, a veces provocada por fatiga adrenal. 

Tratar de eliminar o reducir toda esta serie de hábitos que nos llevan a la enfermedad y substituirlos por hábitos que nos acercan a la salud puede mejorar nuestras vidas exponencialmente. 

He de decirte que en mi caso personal, alejarme en parte de los hábitos modernos y cambiarlos por hábitos más similares a lo que un ser humano está diseñado para hacer, ha supuesto un cambio increíble en mi vida, y lo que antes quizás podía suponer un esfuerzo, ahora es un modo de vida que me permite vivir más plenamente y del cual no quiero salir. El esfuerzo ahora sería comportarme como en el pasado 🙂 

Te animo a que experimentos contigo mismo o misma y me cuentes que tal te está yendo en los comentarios.

Imagen |

 canva.com

Otros artículos de Fit and Friends

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete al Newsletter de Fit and Friends

Suscríbete al Newsletter de Fit and Friends

Apúntate al newsletter de Fit and Friends y recibe todas las novedades en tu correo.

¡Te has suscrito correctamente!

Shares
Share This