Receta «Cheesecake Fit»

Si estás tratando de cuidarte y quieres variar un poco tu dieta, haciéndola menos aburrida, te traigo esta receta de cheesecake fit, ¡que va a alegrarte tus desayunos o tus postres!
Escrito por: Toni Pueyo
Tiempo de lectura:
3 minutos

Si estás tratando de cuidarte y quieres variar un poco tu dieta, haciéndola menos aburrida, te traigo esta receta de cheesecake fit, ¡que va a alegrarte tus desayunos o tus postres!

Si quieres saber como plantear una dieta saludable te dejo aquí este artículo en el que te hablo sobre la estafa de la dieta equilibrada y te doy algunos tips sobre como mejorar tu alimentación.

Y ahora vamos a lo que te interesa, ¿cómo hacer este maravilloso «Cheesecake Fit»

Si te fijas, lo pongo entre comillas, porque no es técnicamente un cheesecake, es una versión saludable, que se le parece. No te esperes el sabor de un Cheesecake auténtico, pero este Cheesecake fit te sorprenderá y alegrará algunas de tus comidas.

Ingredientes

  • 6 huevos enteros, preferiblemente ecológicos.
  • 450-500g de yogur entero de cabra u oveja (si quieres que sea menos calórico, pero también menos sabroso, puedes hacerlo con yogur desnatado)
  • Estevia en gotas o eritritol en polvo
  • 250g de fresas
  • 1 lámina de gelatina
Cheesecake fit fit and friends

Preparación del «Cheesecake fit»

  • Primero de todo has de poner a precalentar el horno a 190º
  • Bates los 6 huevos como si fueras a hacer una tortilla.
  • Una vez batidos los huevos, añades el yogur, la estevia o el eritritol al gusto (depende de lo dulce que lo quieras) y lo mezclas todo bien.
  • Finalmente, untas un molde de silicona para horno con un poco de aceite de coco y viertes la mezcla.
  • Horneas durante 45′ aproximadamente a 180º mientras preparas la gelatina de fresas.
  • Para la parte de arriba, primero trituras las fresas con un tenedor o una túrmix hasta que queden una «masa» lo más uniforme posible.
  • Una vez esté lista la base tras los 45′, calientas la lámina de gelatina como indique la que hayas comprado, la mezclas con las fresas trituradas y lo viertes encima para que cubran la parte de arriba de tu «Cheesecake fit» y lo dejas en el refrigerador hasta que esté totalmente frío.

Hora de comer

Y ahora sí, una vez enfriado, ¡ya está listo para tomar!

Lo bueno de este «Cheesecake fit», a diferencia de uno convencional, es que es rico en proteínas (huevo y yogur), bajo en hidrato de carbono (solo tiene el que llevan las fresas, y son una fruta baja en hidrato) y es rico en grasas saludables del yogur y del huevo. Por lo que puede ser una gran opción para tomar como postre o para después de entrenar.

Además la preparación es super sencilla, con lo que no tendrás que romperte la cabeza en la cocina para gozar de este postre rico y saludable.

Espero que te guste y que lo disfrutes tanto como nosotros. Si te ha gustado la receta o la has mejorado, déjanos tu comentario, te leemos 🙂

Cheesecake fit Fit and friends

Imagen |

 Fit and Friends

Otros artículos de Fit and Friends

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete al Newsletter de Fit and Friends

Suscríbete al Newsletter de Fit and Friends

Apúntate al newsletter de Fit and Friends y recibe todas las novedades en tu correo.

¡Te has suscrito correctamente!

Shares
Share This